TECNICA DE ROOT SHIELD


TECNICA DE ROOT SHIELD

Reproducir la estética natural de los dientes anteriores perdidos y posteriormente reemplazados por implantes dentales es lo más difícil de conseguir en este tratamiento.

La técnica de “Root Shield” o de Escudo de raíz, fue descrita por Marcus Hurzeler  con el fin de conservar el máximo de hueso después de una extracción dentaria en el sector estético ( zona anterior del maxilar superior entre colmillos ). De este modo se pretende conservar el contorno natural de hueso y encía para el implante dental. Incluso se consigue mantener el volumen óseo previo a la extracción y permite la colocación inmediata de un implante.

Como ya es sabido, al realizar una extracción dentaria comienza un proceso de remodelación ósea, que es más intensa en los primeros 3 meses, que conlleva la pérdida de hasta un 50% del volumen de hueso alveolar ( el que alberga la raíz del diente extraido). Esto ha sido demostrado en estudios histólogos en animales y estudios volumétricos en humanos.

La pérdida ósea es más manifiesta en la cara externa del alveolo; la pared vestibular que en la zona estética mide entre 1 y 2 mm puede reabsorberse en su totalidad.

Este proceso no se ha podido detener ni con diferentes rellenos del alveolo en el momento de la extracción ni con cierre del alveolo con tapones de encía o colgajos. Es más, si se levanta un colgajo muco-perióstico ( la encía que cubre el hueso externo del alveolo ) es mayor la reabsorción ósea por interrupción de la vascularización.

Tampoco la colocación inmediata de un implante en el alveolo post-extracción no evita la reabsorción y con el tiempo se producen retracciones de la encía y transparencias metálicas, sombras y otros defectos que estropean la estética del resultado.

La remodelación/reabsorción ósea se debe a la pérdida de lo que se ha llamado “Bundle Bone”, cuya vascularización viene del periodonto ( el entramado que une diente y hueso y previene que el hueso se infecte si el sellado se mantiene intacto y sano ).

Al extraer el diente se pierde ese tejido periodontal y esa vascularización y por tanto el hueso.

Si es un solo diente el extraído el efecto no es tan visible, porque los dientes vecinos ayudan a mantener el hueso de las esquinas y el nivel de la encía en ese punto se aguanta ( papilas ). Pero se colapsa el hueso de la cara externa y el margen externo de la encía sube. Esto supone un dilema para la reposición del diente con un implante ya que los tejidos óseos y encía no están ya donde debían y la estética no será ideal.

Cuando son dos dientes contiguos los que se han extraído el defecto se multiplica, y perdemos también el pico de hueso entre ellos, y de ese modo la papila. Y las papilas no hay modo de recuperarlas.

Al conservar un escudo de tejido dental de 2 mm de grosor, siempre que esté sano, no se pierde el periodonto de esa zona y mantenemos esa pared ósea fundamental. Y si se realiza en los dos dientes contiguos a extraer también conservamos la papila.

Si por el contrario dejamos que se remodele el hueso alveolar de dos dientes contiguos ya extraídos, el defecto resultante tendrá un componente horizontal importante pero también un componente vertical mucho más difícil de solucionar. Incluso con injertos óseos, reproducir la arquitectura natural de los dientes sanos es muy complicado.

Por ello esta técnica nos parece muy útil y efectiva y permite resultados estéticos notables.

Para conseguir realizar el escudo primero cortamos la raíz ( odontosección ) de manera que se extrae la parte palatina (interna) junto con el ápice. Puede hacerse la division de la parte palatina en dos para evitar realizar una presión excesiva sobre la porción vestibular (externa). Una vez se ha extraído la porción palatina, se rebaja la porción vestibular hasta que quede por debajo del nivel de la encía y reducida a 2 milímetros de espesor. A continuación colocaremos el implante como lo haríamos en una situación de “implante inmediato”: hacia palatino y evitando el contacto con el escudo. Podemos rellenar el espacio entre el implante y el escudo con algún material, y podemos provisionalizar ese implante o más frecuentemente dejar un pilar de cicatrización. La corona se efectúa a los 4 meses de la colocación del implante en estos casos.

LA TÉCNICA ROOT SHIELD en imágenes 

 IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 1

Captura de pantalla 2015-11-10 a las 12.11.36

  IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 2

TECNICA DE ROOT SHIELD 2

IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 3

TECNICA DE ROOT SHIELD 3

TECNICA DE  IMAGEN ROOT SHIELD 4

TECNICA DE ROOT SHIELD 4

  IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 5

TECNICA DE ROOT SHIELD 5

IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 6

TECNICA DE ROOT SHIELD 6

IMAGEN TECNICA ROOT SHIELD 7TECNICA DE ROOT SHIELD 7

IMAGEN TECNICAN ROOT SHIELD 8

TECNICA DE ROOT SHIELD 8

Fdo.

DR. RAMÓN BUENECHEA IMAZ

DR. RAMÓN BUENECHEA IMAZ

As http://pro-essay-writer.com one whose powers of mind are not of a size to grasp any thing!
Recommended Posts