Arrugas Faciales

A medida que el tiempo pasa, nuestra piel pierde hidratación, cambia su textura y empiezan a aparecer arrugas y líneas de expresión. Todo esto se agrava si nos sometemos a exposiciones prolongadas al sol, o a los efectos del tabaco o el alcohol.

En nuestra piel existe de forma natural lo que denominamos ácido hialurónico, que es el responsable de mantener la piel elástica, firme y bien hidratada. Cuando envejecemos, los niveles de ácido hialurónico de la piel disminuyen, reduciendo el volumen de los pómulos, la mandíbula y los labios, a la vez que aparecen arrugas que no se borran con las cremas hidratantes convencionales.

¿Como se tratan las arrugas? Las arrugas se pueden borrar al ser posible sustituir el ácido hialurónico perdido con una inyección de ácido hialurónico sintético.

¿Qué es el ácido hialurónico?  El ácido hialurónico es un polisacárido que se encuentra presente en todos los organismos vivos, formando parte de diferentes tipos de tejidos. Tiene un papel importante desde un punto de vista mecánico y de transporte, dando volumen a la piel y forma a los ojos (globos oculares), así como elasticidad a las articulaciones.

La nueva tecnología no utiliza componentes animales, por tanto no es necesario realizar pruebas cutáneas (pruebas de alergia). Se han tratado pacientes con productos basados en el ácido hialurónico en áreas tan documentadas como la cirugía oftalmológica y la traumatología.

En la piel, las moléculas de ácido hialurónico se unen al agua y dan volumen, pero no se mantiene de forma permanente porque sigue el ciclo normal de degradación, y con el paso del tiempo, desaparece.

En estos momentos ya disponemos de una nueva generación de ácido hialurónico que es más estable en la piel, ofreciendo resultados que se mantendrán durante más tiempo.

¿Qué áreas se pueden tratar?  Podemos tratar los surcos nasogenianos, las arrugas perilabiales (“código de barras”), periferia y volumen labial, arrugas de las comisuras orales (ángulos de la boca), volumen del pómulo, mandíbula y mentón. Así como las arrugas del entrecejo y de la frente, aislada o conjuntamente con el serum Botox.